El menhir de Canto Ito es un sencillo monumento megalítico. Consiste en una piedra  alargada, en bruto, dispuesta de modo vertical y con su parte inferior enterrada en el suelo para evitar que caiga.

Está situado a 1.500 metros de la Cueva de los Franceses, en dirección este.

Se desconoce el significado ritual concreto que inspiró el alzamiento y disposición de los menhires neolíticos. Lo que sabemos con seguridad es que eran, como otros monumentos similares de la época, construcciones funerarias.