Iglesia de Santa María la Mayor

Aunque la mayoría de lo que se puede observar actualmente en la iglesia es obra de época gótica, esta iglesia reemplazo a otra  tardorrománica, buena muestra de ello son la pequeña e interesante portada de acceso así como una pila bautismal de la misma época que se conserva en su interior.

La portada consta de un arco apuntado de entrada, cuyo extremo superior lo recorre una moldura de ajedrezado, al que rodean dos arquivoltas levemente apuntadas y un guardapolvo. Las arquivoltas descansan en jambas y una pareja de columnas coronadas con capiteles vegetales de grandes y retorcidas hojas.

La Iglesia tiene una torre rectangular con un elegante campanario.

Ya en el interior podemos admirar varios  retablos salomónicos y rococó que completan su patrimonio sacro, destacando dentro de ellos un Calvario del siglo XVI y una imagen de la Virgen con el Niño gótica.

En los alrededores del templo, se ha localizado una necrópolis medieval con varias tumbas.