En la entrada del pueblo, al lado derecho, podemos admirar una torre fuerte blasonada que ha sido bastante modificada por el paso del tiempo.

Esta torre fue construida en el siglo XVI o XVII sobre otra de época anterior.

Su planta es cuadrada y mide 6,75 metros de lado.

Está construida con piedra de mampostería con refuerzos de sillería en las esquinas y en las ventanas.

Aunque actualmente presenta una altura correspondiente a dos pisos, rematados con un tejado a cuatro aguas con adornos de pirámides en las esquinas, originalmente tuvo más altura aunque no se puede determinar el tipo de coronamiento que tenía.

El acceso al interior se realiza a través de una puerta, situada en la fachada Sudeste, que tiene un arco de medio punto formado con grandes dovelas. Encima hay una ventana con barrotes sobre la que figura un escudo con temas religiosos y una inscripción. Una pequeña ventana situada aún más alto permite iluminar el interior. La entrada original, también con arco de medio punto, se situaba en la fachada Noroeste a la altura del primer piso. Aún es visible su silueta a pesar de encontrarse tapiada, situación que también se da en una tronera de buzón. El lienzo Nordeste, a la altura del primer piso, tiene una ventana igualmente tapiada.

Actualmente es de propiedad particular y no se puede visitar su interior.