“Terreno de manzanos en Valdivia”

Pomar de Valdivia ostenta la cabecera del término municipal que lleva su nombre desde que sustituyó a Villarén de Valdivia a mediados del siglo XIX.

El pueblo está situado en el centro geográfico del territorio que administra y que ocupa más de ochenta kilómetros cuadrados, en el margen derecho del río Ibia; y enclavado en una hondonada entre las estribaciones del Monte Bernorio y el Páramo de la Lora.

En el conocido como alto de Castillejo se localizan restos de un antiguo campamento romano utilizado durante las guerras cántabras para el asalto del cercano castro cántabro de Monte Bernorio (finales del siglo I a. C.). El campamento ocupa unas cuarenta hectáreas de extensión y presenta planta trapezoidal. Es uno de los más amplios campamentos de guerra romanos encontrados en la península y probablemente el mas grande en extensión ocupado en  Europa, lo que indica la importancia que otorgaron los romanos a la conquista de este territorio, tanto que al frente de las tropas se encontraba el propio emperador Augusto.

Esta villa medieval ya aparece citada en documentos legales del siglo XIV, con la denominación de “Pumar de valde Ibia”, lo que hace clara referencia a que el lugar donde se instaló el pueblo era un terreno ocupado por manzanos silvestre y significa además que cuando ya se hace referencia a ella probablemente existía desde hacía varias décadas.

Desde el siglo XIII existían varias rutas para trasladar la lana de Castilla a los puertos cantábricos desde donde se distribuía a toda Europa. Una de estas rutas, procedente de Burgos, pasaba por Pomar y se dirigía a Santander a través del puerto de Pozazal.

En el catastro del Marqués de la Ensenada de 1751, se incluye esta población como alfoz nuevo bajo la jurisdicción de Aguilar de Campoo, y señorío gozado por la Marquesa de Villena y Aguilar.

Junto con Revilla y Helecha, formaban el Concejo Mayor de Valdivia, disfrutando en común con estos dos pueblos el terreno de “la Granja de Santa Ines”.

A mediados del siglo XIX se trasladó el Ayuntamiento existente hasta ese momento en Villarén de Valdivia a la localidad de Pomar.

Hacia 1849 se explotaba en el término una cantera de carbonato de cal y en el mismo existía también un molino harinero.

Pomar de Valdivia repartía pastos con los lugares de Susilla, Lastrilla, Villamoñico y Revelillas, así como con el Concejo Mayor de Valdelomar formado además por los pueblos de San Andrés, San Martín, Santa María y Castrillo, localidades todas situadas en el
cercano Valle de Valderredible. Las Ordenanzas de dicho Concejo Mayor fueron aprobadas en 1706 y regulaban entre otras cuestiones, el aprovechamiento y conservación del monte común de Agudedo.
También tenían el Monte Ahedo en terreno comunal del Concejo de Valdivia la Mayor.