Construyamos el Municipio que “queremos”

Paseando por nuestros caminos y calles, sólo con detenernos a mirar, podemos contemplar paisajes incomparables junto a un extensísimo y admirable patrimonio.

No cabe ninguna duda de que somos privilegiados por poder disfrutar de tantas maravillas como poseemos en nuestro municipio, por eso nos sentimos orgullosos y agradecidos por tener la suerte de vivir aquí y disfrutar de nuestros pueblos.

Pero por desgracia existen también “panoramas” que constituyen un verdadero atentado a nuestros sentidos, a nuestra tierra, a nuestro futuro y una vergüenza común.

La contemplación de semejante despropósito nos lleva a preguntarnos con sorpresa:

¿Por qué esa agresión a lo que es nuestro?

Nuestras calles, nuestros caminos, nuestros campos……

¿Por qué esa falta de respeto hacia nuestros vecinos y hacia nosotros mismos?

¿Realmente nos gusta ver colchones y escombros en nuestros campos, plásticos y botellas en nuestras cunetas?

¿Nos gusta este paisaje de verdad?

¿Lo hacemos porque somos inconscientes, egoístas e irresponsables?

¿Actuamos así por ignorancia o por desidia?

Estamos muy ocupados, tenemos una vida muy agitada, por lo visto a veces no disponemos de tiempo para pensar en las consecuencias de nuestras acciones y por desgracia nos estamos olvidando de algo primordial que es cuidar el lugar donde vivimos.

No nos paramos a pensar en que una colilla tarda hasta 2 años en degradarse, una lata 10 años, un envase tetra brik 30 años, un encendedor 100 años, una bolsa de plástico 150 años, una botella de plástico 1.000 años y una de cristal 4.000.

Todos compartimos la responsabilidad de mantener limpio y cuidado nuestro municipio, porque es NUESTRO, de todos  y nuestra, de todos  también, la OBLIGACION de protegerlo.

Hacemos desde aquí una llamada a la acción, pedimos un cambio de mentalidad y de CORAZON porque necesitamos urgentemente cambiar la forma en que pensamos y vivimos, debemos examinar cuales son nuestros valores y escoger un rumbo mejor para no tener que volver a contemplar imágenes como la anterior.

En nuestras manos está, sólo depende de nosotros. El mejor método de protección ambiental es evitar dañar y no sirven excusas, si tenemos voluntad, tenemos medios suficientes.

Nosotros decidimos, construyamos el municipio que queremos porque:

TIRAR BASUSA A NUESTROS PUEBLOS ES TIRAR NUESTROS PUEBLOS A LA BASURA.